10 razones para tomar un crucero

Una forma distinta para viajar y conocer el mundo, es tomar un crucero. Muchos ya han descubierto este medio de transporte, pero otros aún no lo conocen o lo miran muy de lejos.

Aquí te dejamos 10 razones suficientes para que te animes a tomar un crucero. 

Recorre el mundo por agua

Cruceros, Viajes Falabella

1. Olvídate de las maletas

Las maletas siempre han sido molestas a la hora de viajar. Estar tirando una maleta o cargarla al hombro es algo que le molesta a cualquier viajero. Lo mejor es viajar ligeros y sin peso. Para esto, el crucero es ideal. Una vez que llegas al barco, no vuelves a tomar las maletas hasta que te vas. Puedes recorrer muchos países, pero las maletas quedan en tu pieza y siempre estas con ellas, pero sin necesariamente cargarlas.

2. Conoce muchos lugares

Los cruceros pueden recorrer largas distancias en poco tiempo y pueden viajar por cualquier lugar en el que haya agua, prácticamente por todo el mundo. Cuando tomas un crucero, dependerá de la ruta que elijas, pero podrás conocer muchos lugares y visitar muchos países en un determinado periodo de tiempo. Lo mejor es poder estar un día en un país y despertar al día siguiente en otro. Uno recorre el mundo mientras duermes.

3. Duerme en el mar

Algo muy llamativo de viajar en crucero es que uno duerme en un barco que suele moverse por mar de un destino a otro mientras duermes. Puedes asomarte por el balcón o por la ventana de tu habitación y ver como el barco avanza por el mar, mirar al horizonte y asombrarte con los bellos paisajes que recorres. Dormir y despertar en medio del océano es toda una experiencia.

Cruceros, Viajes Falabella

4. Pagas menos

Con el solo hecho de elegir un crucero, estás también eligiendo un paquete en el que viene todo incluido. En un mismo barco alojas, comes y te transportas de un destino a otro. El hecho de que este todo incluido hace que el valor de tus vacaciones disminuya y sea mucho más cómodo para tu bolsillo y tu mente.

5. Nunca te aburrirás

El crucero está lleno de actividades programadas para ti. El objetivo de un crucero es que puedas hacer todo lo que quieras o se te antoje… ¡Menos tirarte por la borda hacia abajo! La mayoría de los cruceros tiene gimnasio, actividades grupales, actividades para niños, toboganes, cines o teatros. Jamás podrás aburrirte en un crucero. Si te gusta comprar también puedes ir de compras a algunas de las tiendas que hay dentro del barco. ¡Hay mucha diversión a bordo!

6. Es mucho más que un hotel

El crucero es mucho más que un hotel, es tu medio de transporte y además un barco con servicios gastronómicos de alto nivel. La cantidad de actividades que hay en el crucero hacen que no solo sea un lugar para dormir y llegar al otro destino, sino que sea un lugar que te motiva a formar equipos, conocer gente de otras culturas y compartir con tu familia.

Cruceros, Viajes Falabella

7. Seguridad

Viajar en crucero es un medio muy seguro. Nunca debes de movilizar tus cosas, por lo que no estas expuesto a perdidas o robos. Además cada vez que entras al barco, hay una gran inspección y seguridad de quiénes entran y qué entra al barco. Por otro lado, se encuentran todas las normas de seguridad e higiene al día por lo que navegar en el crucero es muy seguro.

8. Es un viaje para todos

Este es un viaje para todos, desde ir en pareja hasta ir con niños menores. El crucero es apto para todo público e incluye actividades y lugares para toda edad. Es ideal para viajes familiares, al estar en un crucero uno solo tiene que aprovechar el tiempo junto a la familia. Puedes recostarte cerca de la piscina o disfrutar de las actividades del barco, salir a explorar los destinos y luego volver al barco y disfrutar una rica comida familiar.

9. Harás muchos amigos

El crucero concentra a gente de todas partes del mundo y tendrás mucho tiempo para poder conocerlos e incluso hacer amigos. El hecho de tener días de navegación, en donde no puedes bajarte del crucero y debes disfrutar de las instalaciones, te dan la oportunidad perfecta para conversar y sociabilizar con otros turistas. Además, estás todos los días con la misma gente, por lo que te los toparás a cada rato y la amistad se hace cada vez más fuerte.

10. Fácil Preparación

Por último, la preparación para llegar al crucero es muy fácil. Solo debes elegir dónde quieres ir y con quién, luego comprarlo y te despreocupas. El hecho de ir en un crucero te hace la vida más fácil. No debes preocuparte por el hotel, por la comida o los traslados, todo viene incluido en el crucero. Sólo debes llegar al barco y luego… ¡A vacacionar!

Ve también Sheraton Miramar: la mejor experiencia junto al mar

¿Qué más se puede pedir a la hora de viajar? Un crucero lo tiene todo. Así que atrévete y prueba un viaje distinto. Seguro no te arrepentirás. 

 Conoce las ofertas para cruceros

También te puede interesar